Ecotumismo: Presente y futuro del modelo turístico de las Islas Canarias.

Publicado: 07/06/2011 en Documentos, España
Etiquetas:

La asociación para la promoción del turismo responsable Bidaietiko, interesandose por el impacto del turismo en las Islas Canarias, ha realizado una entrevista a Javier Tejera, miembro de la organización Ecotumismo.

Javier Tejera, está formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero… ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009.

Entrevista sobre la actualidad y el futuro del turismo en las Islas Canarias:

¿En que se está basando el modelo turístico de las Islas Canarias? Históricamente, Canarias ha tenido que lidiar con dos cuestiones en términos turísticos principalmente. Por un lado, una excesiva dependencia de la touroperación tradicional y de la conectividad aérea. Hasta la aparición de las compañías aéreas de bajo coste, ambas cosas han ido muy de la mano. Ante la falta de conexiones aéreas con los principales mercados emisores, los vuelos chárter contratados por los tour operadores han sido una válvula de escape, que ha permitido mantener las ocupaciones en unos buenos índices. Eso, a costa de darle un poder desmesurado a estos tour operadores, que han manejado cupos como han querido y, sobre todo, han cerrado paquetes desde origen que en poco o nada han beneficiado a los principales destinos canarios (estancias más baratas y poca oferta complementaria/local). Con la aparición de las compañías aéreas de bajo coste y la democratización del uso de Internet a la hora de planificar nuestras vacaciones, la tour operación tradicional ha perdido poder y ha tenido que readaptarse, pero en todo este panorama ha surgido un nuevo invitado: las propias compañías aéreas de bajo coste han venido a cubrir parte del protagonismo que tenían antes los tour operadores. Hoy en día, los destinos que no acogen low costs en sus aeropuertos no compiten de igual a igual y Canarias cuenta con el inconveniente de que se encuentra a 2-3 horas de media de los mercados emisores nacionales o a unas 4 horas o más de los internacionales. ¿Solución? Subvencionar hasta las orejas a Ryanair, Easy Jet o Air Berlín para que les salga rentable volar a Canarias y, por consiguiente, le damos el mango de la sartén a las low cost. Todo esto, digamos, son factores externos, pero internamente hay otra cuestión muy importante. También históricamente, en Canarias se ha propiciado mucho el binomio turismo-construcción. La construcción ha crecido en las islas en la medida en que ha crecido el turismo… pero mientras un hotel necesita vender camas para ser rentable, una constructora necesita construir cuanto más mejor… y en ese sentido la proliferación de establecimientos hoteleros y extrahoteleros se ha visto como un símbolo de “progreso”. La consecuencia es que la oferta no ha parado de multiplicar su número de camas, mientras que la demanda ha permanecido estable (con picos de subida pero a menor ritmo). Por lo tanto, se ha llegado a una situación insostenible en donde no hay tarta para todos, sobreoferta con la consiguiente bajada de precios lo que, unido a la disminución del número de turistas (competencia de otros destinos, degradación del medio ambiente, falta de una oferta de ocio diferenciadora, nuevos modelos de ocio y comunicación, crisis e inestabilidad internacional, nuevos operadores más agresivos en el transporte y la intermediación…), ha hecho que estemos en un punto ciertamente complicado. Canarias tiene un clima excepcional y, a pesar de lo que pueda parecer, muchas zonas casi vírgenes. Por suerte o por desgracia, el turismo se ha concentrado en determinadas zonas o destinos de las islas y, fuera de los típicos circuitos, han muchos lugares por descubrir en donde apenas te cruzas a algún alemán o nórdico y poco más.

Es verdad que para subsanar la situación de crisis y los problemas endémicos que menciono se están intentando propiciar un cierto cambio del modelo. Por ejemplo, a través de la mejora de destinos obsoletos (como el Puerto de la Cruz en Tenerife o Playa del Inglés en Gran Canaria), que permitan que el sector de la construcción tenga una salida a la crisis en la renovación de infraestructuras y no en la construcción de nuevas. Además también se están tratando de desarrollar nuevas propuestas en donde la cultura, la naturaleza, el origen volcánico de las islas o el desarrollo sostenible tengan cabida… o potenciando el mercado interior canario. Pero, en mi opinión, queda muchísimo por hacer (muchas buenas palabras y poca acción de verdad…).

¿En vuestra opinión este modelo aporta más impactos positivos que negativos a las islas en aspectos sociales, económicos y medioambientales? Depende. Si nos fijamos en Playa de las Américas en el sur de Tenerife o en Maspalomas en el sur de Gran Canaria, no encontraremos otra cosa que indicadores negativos. Son lugares que han perdido su idiosincrasia por adaptarse a los gustos de un turista barato que no respeta nada ni a nadie (y que casi no sabe ni a donde viaja…). Poco a poco se ha intentado cambiar el perfil de ese turista, tratando de mejorar la oferta, pero el daño es muy difícil de subsanar y, desde el punto de vista paisajístico o social, el entorno y la población de esos destinos no serán nunca como eran antes de la llegada del turista. En cualquier caso, en general la población local en Canarias vela mucho por su tierra y, dentro de lo malo, el turismo no ha sido un arma 100% depredadora.

¿Creéis que se está produciendo un cambio positivo teniendo en cuenta aspectos de sostenibilidad? Lo que te digo, más o menos se aprecian algunas señales que invitan a la esperanza. Iniciativas como la Fundación Tenerife Rural, a iniciativa del Cabildo de Tenerife o el plan en marcha por parte del Cabildo de El Hierro para convertirse en una isla autosuficiente 100%. Por suerte, no todo es hormigón y cemento y, además, como te digo en Canarias quedan muchos atractivos naturales y mucha biodiversidad, con una gran cantidad de especies endémicas que sólo se encuentran en las islas.

¿Cómo está repercutiendo el modelo turístico en la población local?¿Toman parte activa en la elaboración de planes de desarrollo? En Canarias se reciben unos 9 ó 10 millones de turistas al año y han poco más de 2 millones de habitantes. Eso significa que, por cada habitante hay unos 4 ó 5 turistas, por lo que es evidente que hay una relación entre unos y otros, lo que hay que intentar es que sea lo más positiva posible. Si bien es cierto que los turistas se concentran principalmente en la islas mayores y en determinadas zonas de esas islas, lo cuál multiplica el impacto en esas zonas y lo disminuye en otras, en donde los usos y costumbres de la población local se mantienen muy buen conservados.

¿Creeis que se deben buscar otras alternativas económicas al turismo, en las islas canarias? Complicado. Ya he comentado el tema de la construcción, muy entrelazados un sector con el otro. El sector servicios en general también depende en buena medida, tanto directa como indirectamente, del turismo. Industria apenas hay en las islas y, aparte de eso, tenemos la agricultura con el plátano y el tomate. Dependen de muchas ayudas de la UE y, con la recesión económica, los agricultores lo están pasando mal. Ya se sabe los problemas del monocultivo económico… pero si que creo que es fundamental diversificar la economía para no depender únicamente del turismo. Canarias podría tener mucho futuro con las renovables: hay muchas horas de sol al año, zonas con mucho viento, la fuerza del océano atlántico para la energía hidráulica… Ya hay algunas iniciativas esperanzadoras: http://www.iter.es/

comentarios
  1. Jose dice:

    Estan muy bien estos nuevos o renovados planteamientos del Turismo de las Islas Canarias. Viajando por la isla de la Palma, te das cuenta que los actores del Turismo, o sea, los viajeros de Centro Europa, principalmente, desean un turismo tranquilo, reposado. Son estos turistas los más responsables que he podido conocer.

  2. susana dice:

    Muy interesante conocer la opinión de alguién local, que opina sobre el turismo de masas que se recibe en su tierra. Los turistas y viajeros, deberíamos tener más en cuenta sus puntos de vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s