En busca del turista responsable

Publicado: 30/01/2011 en Documentos, Noticias
Etiquetas:

En busca del turista responsable

 

Largos trayectos en avión, excursiones organizadas por el hotel y poco contacto con los autóctonos del lugar de destino. Ésta es la dinámica que acompaña a la mayoría de estas escapadas de ensueño para las que las familias y parejas ahorran religiosamente. Y que, a juicio del experto en turismo responsable, Carlos Buj, han convertido el turismo actual en «una experiencia vacía y repetitiva en la que se consumen paisajes y lugares, pero no se vive ni permite conocer la zona que se visita». Buj es el creador de la web http://www.turismo-sostenible.net y defensor de una nueva tendencia que busca viajeros que se alejen de las convenciones «y disfruten de una experiencia diferente».
Buj, que el pasado miércoles impartió una charla en Vitoria organizada por la asociación Bidaietiko en la que cuarenta personas descubrieron las pautas para abrazar este modelo de turismo, defiende una filosofía que ya ha conquistado a los países del norte de Europa y ahora recala en nuestro país. «Es respetuosa con el entorno natural, contribuye a la prosperidad local y es sensible con las particularidades de la cultura del lugar». De momento, son pocas las agencias de viajes que apuestan por esta nueva tendencia, entre ellas la vitoriana Agrotravel, que también colaboró en esta conferencia, «pero es cuestión de tiempo que arraigue en España».
«Resulta triste que mucha gente no viaje más que con hoteles con todo incluido, donde visita otro país pero se queda dentro de una burbuja», añade el experto, que además alerta del riesgo que conllevan los macrocomplejos a pie de playa. «Desde el punto de vista social, económico y medioambiental los ‘megaresorts’ turísticos son un desastre total, y su impacto daña gravemente tanto el entorno como a la población local».
Por eso, el turismo responsable anima a los viajeros a ser fieles a tres ideas: pasar más tiempo en el destino para que dé tiempo de conocer su cultura mejor y estar menos en el transporte; alojarse en hoteles de propiedad local, emplear un guía local y comprar cosas del lugar; y viajar de forma consciente y con la mente abierta, informándose bien sobre la actualidad del país, sus códigos culturales y al menos unas palabras en la lengua local. «De esta forma evitaremos problemas, aprenderemos más y lo pasaremos mejor», augura Buj.
Prácticas sostenibles
De hecho, las empresas turísticas de los países en los que se ha implantado esta doctrina han realizado una reconversión hacia las prácticas sostenibles, algo que este experto ve posible extender a todo el sector. «Todas estas empresas deberían publicar su política de responsabilidad social y medioambiental y ser coherentes con ella. Eso les va a costar un esfuerzo, pero será recompensado por sus clientes, empleados y por toda la sociedad», pronostica. «De esta forma se conseguirá reducir los impactos medioambientales, contribuir a la riqueza de los destinos y tener una experiencia más rica y plena, porque facilita la convivencia con los lugareños», puntualiza.
Buj es consciente de que el turismo responsable implica un mayor desembolso por parte del viajero. «Una gran cadena de comida rápida es más barata que ir de pinchos, por las mismas razones que una gran agencia tiene ofertas más baratas que un viaje responsable. Pero muchas veces no es cuestión de costes, sino de sensibilidad».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s